viernes, 10 de noviembre de 2017

Macerando Caléndulas para Teo

Ha empezado la cuenta atrás para que Teo llegue a casa, ¡¡y yo aún sin preparar nada!!. No hay que volverse loca, pero sí ir pensando en ir preparando aquellas cosillas que necesitan su tiempo de "curación", como por ejemplo, los macerados oleosos de plantas. ¿Y cuál es el macerado por excelencia para los bebés?, la CALÉNDULA, sin duda, y lo pongo en mayúsculas, porque estas flores no se merecen menos, y más aún, cuando viene un bebé a casa que la va a necesitar para su bienestar y confort.
Flores de Caléndula recién recogidas y puestas a secar
Los principios activos de la Caléndula los podremos extraer a través de multitud de aceites vegetales. Yo normalmente siempre he hecho los macerados en Oliva Virgen Extra, pero en este caso, ya que quiero usarlo para mi bebé, elegiré un aceite más apto para su piel. aunque, en realidad, se pude usar cualquier tipo de aceite vegetal para el cuidado de la piel de los niños, ya que son sustancias naturales de fácil tolerancia que dan a la epidermis toda la nutrición necesaria. No obstante, los más recomendados para las pieles infantiles son los siguientes:
  • SÉSAMO: Junto con la caléndula, el aceite vegetal de sésamo es uno de los aceites vegetales más adecuados para la piel infantil por ser muy suave e hidratante. Las propiedades que destacan de este aceite es su acción calmante y antioxidante. También es depurativo (lo cual viene muy bien para estimular las defensas infantiles) y además posee ácidos grasos esenciales muy beneficiosos para la piel de bebés, niños y niñas y pieles sensibles. PRECAUCIÓN: es ligeramente alérgeno, por lo que es muy recomendable realizar una prueba en el brazo de tu bebé antes de la primera aplicación.
  • AGUACATE: El aceite vegetal de aguacate es uno de los aceites más hidratantes que existen. De hecho, es el aceite por excelencia para hidratar las pieles secas, aunque también es famoso por su capacidad para regenerar el cabello y estimular su crecimiento Al igual que los anteriores se trata de un aceite suave y nutritivo y contiene gran cantidad de vitaminas y minerales.
  • ARGÁN: cicatrizante y muy nutritivo.
  • ALMENDRAS DULCES: Es un excelente aceite de masaje, perfecto para pieles secas y frágiles o con rojeces e irritaciones. Proporciona vitaminas A y E. 
  • ROSA MOSQUETA: regenerador profundo, después de una enfermedad infantil como la varicela o el sarampión.
Como he comentado antes, podemos utilizar cualquiera de estos aceites vegetales para realizar nuestro macerado de caléndulas, aunque yo lo he hecho en almendras dulces, que es muy versátil a la hora de utilizarlo tanto solo como para realizar bálsamos y otros productos para Teo.

¿Qué propiedades va a tener mi aceite de caléndula?

Es el aceite por excelencia para nutrir las pieles infantiles y las pieles sensibles. Cuando queramos hacer un producto hidratante infantil, conviene incluirlo en cualquier mezcla que hagamos de aceites vegetales y esenciales. También es el aceite base para personas adultas con piel sensible o irritable. Tiene numerosas propiedades. En primer lugar, al igual que todos los aceites vegetales, hidrata y nutre en profundidad sin dejar la piel grasa (se absorbe rápidamente) Es suave y terapéutico y contiene componentes con capacidad antiinflamatoria, cicatrizante y regeneradora de la piel. 

¿Cómo hago el aceite de Caléndula?

Se maceran 250 gr de flores en 1 litro de aceite (almendras, oliva, etc…) de 30 a 40 días. Superado este tiempo, se filtra el preparado con filtro de papel desechable. Le podemos añadir unas gotas de vitamina E para evitar el enranciamiento del aceite (sobre todo si lo hemos hecho con Almendras Dulces, que es muy sensible al enranciamiento). 

Y aquí lo tengo recién envasado, en 40 días lo filtraré y ya lo tendré preparado para cuando Teo venga. 
Macerado de flores de Caléndula en Aceite de Almendras Dulces
En principio lo usaré sólo tal cual, y cuando su piel lo necesite. Más adelante le podré añadir algún aceite esencial tolerado para niños (más adelante haré una entrada sobre ello), o para realizar algún bálsamo reparador, jabón, linimento, etc... 

martes, 26 de septiembre de 2017

Tónico facial "Piel de seda"

Me encantan los tónicos, me encantan los macerados de plantas ayurveda y por falta de tiempo, no suelo hacerlos demasiado. Pero aquí os muestro el último que he hecho, ummm me encanta!

  • 72 % Macerado al 10 % en hidrolato de lavanda de Rosa de Damasco, Tulsi, Manjistha y Bringaraj.
  • 10 % Aloe Vera.
  • 2,5 % Alcohol de romero.
  • 5 % Sorbitol.
  • 0,7 % Alantoína.
  • 2 % Provitamina B5
  • 1,3 % Colágeno.
  • 0,3 % Sorbato de potasio
  • 0,4 % Benzoato de sodio
  • 1,3 % de aceite esencial de lavanda y geranio


lunes, 25 de septiembre de 2017

Syndet, el jabón sin jabón

Quinta y última entrega de... "Los pocos potingues que he hecho este verano". Aunque hice más cosas, para unos amigos que se fueron de vacaciones a Costa rica (una crema para los dolores musculares, un bálsamo y algo más...), esta es mi última entrada con respecto a lo que hice este verano... las siguientes ya serán de cositas nuevas que vaya haciendo, ya que me quiero centrar en productos destinados al cuidado durante el embarazo y destinados a los bebés, que es lo que me va a interesar investigar en los próximos meses... Ay madre qué ilusión!!.

Es un producto que ya he hecho en múltiples ocasiones, con muchas modificaciones, ya que es un producto muy versátil que admite multitud de variantes. Se trata de un jabón de limpieza del rostro, aunque en realidad no es un jabón, sino que está elaborado con una mezcla de tensioactivos, mucho más amable y suave para la limpieza facial. Se conoce como "el jabón sin jabón".

En este caso he querido añadirle carbón activo, con un poder limpiador y purificante sin igual, yogur en polvo para dar suavidad y Rosa de damasco en polvo por sus propiedades calmantes, astringentes y reafirmantes (tengo pendiente hacer un tónico con rosa de damasco también... publicaré la entrada en cuanto lo haga).

SYDNET PURIFICANTE para el rostro y el alma

  • 56 % SCI.
  • 8 % Betaína de Coco.
  • 5 % Lanolina.
  • 5 % Glicerina Vegetal.
  • 15 % Ácido esteárico.
  • 4 % Alcohol Cetílico.
  • 2 % Yogur en polvo.
  • 1 % Carbón activado.
  • 3 % Rosa de damasco en polvo.
  • 0,8 % Aceite esencial de Árbol del té.
  • 0,2 % Jalea Real

sábado, 23 de septiembre de 2017

Polvos translúcidos

Cuarta entrega de... "Los pocos potingues que he hecho este verano". Una de maquillaje... bueno aunque no es maquillaje, más bien matificante, ya que se trata de unos polvos translúcidos.
Nunca he sido de maquillarme mucho, pero me encanta el hecho de poder realizarme mis propios productos de maquillaje,  ya que aprovecho el "tunearme" con el cuidado de mi piel.
Hoy os traigo unos polvos translúcidos, que matifican bastante bien los brillos ocasionados por el sudor excesivo del verano.

POLVOS TRANSLÚCIDOS

  • 63,4 % Serícite.
  • 10 % ZnO
  • 15 % Microesferas de sílice.
  • 3 % Polvos de luz
  • 5 % Touche de douceur.
  • 1,5 Óxyde brun
  • 0,1 Óxido negro.
  • 2 % Fragancia tarta de fresas.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Sérum facial para el verano

La tercera entrega de la saga... "Los pocos potingues que he hecho este verano", un sérum/crema muy ligerito, con sólo un aceite, el de cáñamo, que me apetecía usarlo en solitario para ver cómo se comportaba en mi rostro, y tengo que decir, que me ha encantado! Una receta corta y sencillita, ideal para principiantes.

Deja la piel como de terciopelo, muy gustosa y agradable. Y aquí la receta:

SÉRUM DE CÁÑAMO

  • 6 % aceite vegetal de cáñamo.
  • 7 % Emulsionante (Olivem 1000).
  • 70,85 % Agua mineral.
  • 10 % Extracto de pepino.
  • 5 % Extracto de hibisco casero.
  • 0,5 % Ácido hialurónico.
  • 0,05 % Fragancia de talco.
  • 0,6 % Conservante (Cosgard).